En el debut de la Copa América sin dudas se vieron dos equipos totamente distintos con la celeste y blanca. Argentina tuvo un primer tiempo interesante desde el dominio y las ideas, donde pudo abrir el marcador a los 33 minutos gracias a un excelente tiro libre de Lionel Messi. "La acomodó como con un guante", dirían los viejos relatores. Pese al dominio con la pelota, la albiceleste no pudo aumentar el marcador.

En la segunda parte, se vio un equipo totalmente distinto.. Los dirigidos por Lionel Scaloni se metieron muy atrás de forma innecesaria. Si bien Chile lo presionó por tener que, lógicamente, buscar el resultado, la albiceleste se defendió demasiado. Y lo pagó caro, porque no es un equipo que sepa hacer el retroceso. Aunque a Chile le costó ingresar, cuando agarró mal parado a Argentina generó el penal que el árbitro Roldán cobraría a instancias del VAR. Error de concepto de Otamendi, y foul de Tagliafico luego de cerrar correctamente. A los 12 del segundo tiempo, Vidal pateó y Dibu Martínez desvió el penal, pero tras tocar el travesaño Eduardo Vargas puso el 1 a 1 de cabeza.

Tweet de Miquel Blázquez

Sin ideas desde el banco, sin rebeldía dentro de la cancha, siendo una vez más Lionel Messi el que parecía entender las urgencias, Argentina volvió a dejar una pálida imagen y preocupa lo poco que propone desde el juego. La ilusión de levantar un trofeo siempre está, pero la realidad dicta que jugando así va a ser bastante difícil.

Tweet de No Hay DT