Mandiyú y Ferroviario se enfrentaban por la final de la Liga Correntina pero debió ser suspendido por el árbitro del encuentro a falta de cuatros minutos para el final, cuando los jugadores se enfrentaron en una auténtica batalla campal que incluyó piñas y patadas voladoras, e incluso hubo invasión de campo de juego. Mandiyú se imponía por 1 a 0 en ese momento.

Los incidentes comenzaron luego de una jugada polémica donde el juez del encuentro consideró que no había penal para Ferroviario luego de una supuesta falta sobre Valenzuela. En ese momento los jugadores comenzaron a rodear al árbitro, el entrenador Osvaldo Chávez ingresó en la cancha y el arquero de Mandiyú luego de cruzar toda la cancha para protestar, comenzó la pelea con un jugador rival. Tras una discusión, le dio un golpe de puño a Emiliano Brunetti.

Tweet de SportsCenter

A partir de allí se desató una batalla campal entre los futbolistas, y los hinchas comenzaron a tirar botellas desde las tribunas. El video fue captado por uno de los hinchas que se encontraba en la tribuna. El partido fue suspendido luego de que el árbitro del encuentro considerara que no había garantías y será el tribunal de disciplina quien decida qué pasará con el encuentro.