El colombiano Fredy Guarín, ex Boca, que se desempeña en Millonarios de su país, protagonizó ayer un verdadero escándalo al ser detenido por la policía en casa de sus padres, alertados por otros familiares que vieron el ataque que el futbolista les propinaba. A Guarín según se ve en el video lo sacaron ensangrentado.

Cuando la policía llegó trató de dominar al futbolista que mostró una gran resistencia, aunque luego lograron sacarlo a la vía pública. Pero allí, continuaron los problemas: al darse cuenta que algunos familiares lo estaban filmando, comenzó nuevamente a violentarse y tuvieron que reducirlo otra vez.

ORDURE FUTBOL on Twitter

Finalmente, entre policías y enfermeros pudieron meter en una camilla al jugador y trasladarlo para ser atendido por el evidente brote que presentaba. "Se tuvo una llamada por violencia intrafamiliar, cuando los policías que llegaron al lugar se encontraron con lesiones personales al interior de una vivienda, donde estaba el hijo protagonizando una riña contra sus padres. Se actuó profesionalmente y los padres pidieron asistencia para que esta persona fuera conducida”, contó Jorge Luis Vargas, director de la policía local.

Vargas, además destacó el estado en que se encontraba Guarín al momento de atacar a sus padres: “Hacemos un llamado al respeto y al uso moderado y controlado de sustancias que pueden generar dependencia". Y además, contó que Guarín tuvo que ser reducido nuevamente: “Desafortunadamente allá tuvo un comportamiento no acorde y empezó a agredir tanto verbalmente como físicamente a los policías y al personal médico y enfermeras. Tocó nuevamente reducirlo a través del uso legitimo de la fuerza para que fuera atendido”