Luego de su gran paso por Vélez Sarsfield, todos esperaban que Gabriel Heinze logrará adaptarse con relativa facilidad al fútbol de Estados Unidos. Sin embargo, en apenas un par de meses, su equipo decidió despedirlo y la prensa dio a conocer los polémicos detalles de su salida. Desde negar el agua en los entrenamientos hasta negar días libres, las normas que infringió el DT.

El Gringo asumió en Atlanta United a inicios del actual año, llegaba a un club que peleaba los campeonatos y tenía gran presencia de jugadores argentinos. Lamentablemente para él, el inicio del campeonato no fue el esperado y apenas acumuló 2 partidos ganados, 7 siete empatados y 4 perdidos. Además de cuatro encuentros de copa, donde cosechó dos triunfos, una igualdad y una derrota. A pesar de no ser los números esperados, otros aspectos de su estadía en USA molestaron a los directivos.

Tweet de El Gráfico

Los motivos de la denuncia

Según Fox Sports, el técnico fue denunciado por la Asociación de Jugadores de la MLS (MLSPA) tras haber limitado la cantidad de agua que sus dirigidos podían tomar en los entrenamientos. Ante el fastidio del plantel, el cuerpo medico de la institución debió intervenir. Además, "prohibió" los días libres que los futbolistas tenían por convenio y "los obligó" a estar disponibles en todo momento, en caso de ser llamados por su cuerpo técnico al centro de entrenamiento. 

Tweet de SOLOVENEX - OFICIAL

Su pelea con un ídolo

En una nota de The Athletic, Heinze habría tenido una mala relación con Josef Martínez, delantero venezolano, es uno de los referentes del club y su máximo goleador. El atacante se había recuperado del COVID-19 y podía volver a la actividad, pero no era tenido en cuenta por Gabriel. Esto generó una molestia en sus compañeros y en los aficionados, que amenazaron con devolver sus abonos de la temporada si él no volvía a jugar