En el estadio Ciudad de La Plata, Boca enfrentó a Defensores de Belgrano por los 16avos de final de la Copa Argentina. El Xeneize se impuso sin mayores sobresaltos al Dragón y lo venció 3 a 0. Los goles fueron de Mauro Zárate, en dos oportunidades de penal, y de Emanuel Más. Con este resultado, los dirigidos por Miguel Ángel Russo avanzan a octavos de final y su rival podría ser River.

Para que haya un nuevo superclásico mano a mano, que ya se hizo una costumbre en los últimos años, el Millonario deberá vencer al siempre complicado Atlético Tucumán. El partido será el 7 de abril, y falta definir sede y horario para el cruce. De todas formas, ya se empieza a palpitar un posible superclásico.

Miguel Ángel Russo aprovechó este encuentro para darle rodaje a algunos jugadores que vienen jugando poco, y también para dar descanso a sus titulares. Y la apuesta no le salió para nada mal, porque ganó con comodidad y se pudo ver en cancha a algunos jugadores peleando un lugar en el once inicial como Agustín Rossi, Marcos Rojo, Emanuel Más, Agustín Obando y Mauro Zárate.

Tras la sorpresiva derrota ante Talleres por el torneo local, algunos medios pusieron en duda la continuidad de Russo como DT del Xeneize, y criticaron en la previa su decisión de jugar con un equipo alternativo. La apuesta le salió bien, y seguramente esté esperando con ansias un posible cruce con River para afirmar su ciclo al frente del club de la ribera.