Los medios españoles y del mundo se sorprendieron al escuchar que Xavi Hernández había sancionado a un jugador. El que sufrió la rigidez del nuevo técnico culé fue Ousmane Dembélé, quien fue multado económicamente. La misma se dio por un acto de indisciplina, en medio del nuevo estilo que impone el ex mediocampista.

El francés, que desde su llegada no ha podido demostrar un nivel parejo y se ha pasado de lesión en lesión, fue castigado por haber llegado 3 minutos tardes al entrenamiento. El plantel estaba citado una hora y media antes del inicio de las prácticas, a las 8:30, pero el delantero llegó a las 8:33. Pese a que puede sonar exagerada, esta medida fue bien recibida por los hinchas. Luego de esto, al día siguiente ha sido el primero en llegar.

Tweet de Pep Culé

La aceptación que tuvo la sanción se debe al poco estima de los fanáticos con Dembele y al bancar este nuevo "estilo" que Xavi quiere imponer, tanto dentro, como fuera del campo de juego. No se dieron a conocer los números de la multa, pero se habla de que no fue muy elevada, si no que fue para "marcar la conducta".

Tweet de FC Barcelona

Él entrenador mismo ha declarado en su presentación que ha llegado a "poner orden" al vestuario blaugrana. Esta no es la primera situación en la que Xavi se involucra, en este "Nuevo Barcelona", que tiene en mente, la disciplina y la armonía serán fundamental. Por este motivo, unos días después de su arribo, canceló una entrevista que Gerard Piqué tenía con el programa El Hormiguero TV.

Tweet de No Hay DT