Barracas Central lidera actualmente la Zona B en la Primera Nacional y de a poco se acerca al ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino. El club, fue presidido por Chiqui Tapia y actualmente el mandamás es el hijo del actual Presidente de la AFA. Esto, ya generó ciertas suspicacias pero en el último tiempo se han dado arbitrajes escandalosos, que ponen la polémica en el centro de la escena.

En su momento, fue Ricardo Caruso Lombardi quien alzó la voz luego de que fuera perjudicado dirigiendo a Belgrano ante Barracas Central. Pero los fallos siguieron, cada vez son más las decisiones inexplicables de los árbitros al momento de pitar cuando les toca jugar algún partido donde está el equipo de Tapia.

Tweet de Primera Nacional

En este caso, el puntero de la zona B empató 2 a 2 ante Tristán Suárez, gracias a que el local alcanzó un gol agónico. Pero, durante los 90 sucedieron hechos escandalosos. Nuevamente Barracas contó con un penal a su favor... en este caso fueron dos. Aunque la jugada más polémica se dio cuando el partido estaba 0 a 0: Tristán Suárez logró abrir el marcador pero el árbitro lo anuló, y nadie sabe qué es lo que cobró.