Mientras crece la impaciencia de los hinchas porque no aparecen refuerzos, y con Nacho Fernández en la mira de Atlético Mineiro de Brasil, en menos de 24 horas se cerró la venta de Santiago Sosa al Atlanta United de la MLS que dirige Gabriel Heinze.

Si bien Sosa no es una pieza fundamental en el esquema de Marcelo Gallardo, es un jugador que le ha dado muchas soluciones. Su puesto natural es el de volante central donde allí están Enzo Pérez (podría tener más ofertas), Leonardo Ponzio (está cerca del retiro) y Bruno Zuculini, por lo que se suponía que Sosa era una alternativa firme a futuro.

Pero además la salida del juvenil de 21 años significa "más que un jugador" por la polifuncionalidad. Además de su puesto natural, jugó y de buena manera como interno en reemplazo de Nacho Fernández, y también lo hizo de defensor central y no desentonó, por lo que se pierde un jugador que brinda muchas soluciones.

Pero la buena noticia para los hinchas de River y sobre todo para Marcelo Gallardo es que la operación dejará 6 millones de dólares limpios en las arcas del club por el 70% del pase del jugador. Conservan un 30% a futuro y además con este dinero que ingresa irán a cumplir los deseos de Gallardo en cuanto a refuerzos. Al primero que van a buscar es a Agustín Palavecino de Deportivo Cali.

No Hay DT on Twitter