Raymond Domenech, ex DT de la selección francesa, siempre se caracterizó por su faceta más conflictiva, peleándose con jugadores y con ex jugadores. Pero, también mostraba ese costado en los medios, ante los periodistas. Tras 10 años volvió a dirigir (en el Nantes) pero esta vez fue demasiado lejos.

"Me gustaría fichar a Maradona, pero está muerto", dijo ante el asombro de los presentes tras el 0 a 0 de su equipo en su primer partido dirigiendo al club en la liga francesa. Domenech había sido consultado por la frustrada llegada de Jean Lucas, un jugador del Olympique Lyon a su equipo.

Domenech estuvo a cargo de la selección francesa en el Mundial Sudáfrica 2010 donde la polémica estuvo a la orden el día. Tras una discusión con Nicolás Anelka en plena fase de grupos, decidió echarlo del equipo y el jugador debió abandonar la concentración.