Richarlison volvió a sorprender a los fanáticos del fútbol argentino. Esta vez, el delantero brasileño confesó a que equipo argentino admira con mucho amor.

En comunicación con Diario Olé, el jugador del Everton de Inglaterra mencionó que su interés gira en torno a uno de los grandes del fútbol argentino: Boca.

El jugador que se hizo conocido en Argentina por las constantes chicanas con los jugadores de la Selección luego de la derrota en la Copa América, comentó que la mística de Boca en la Copa Libertadores lo conquistó desde su infancia. 

Richarlison admitió que siente una admiración profunda por Boca

 "Creo que Boca Juniors es un equipo que nos encanta a los brasileños por la mística que crearon en la Libertadores, a mí desde cuando aún era un niño", explicó Richarlison.

Luego, agregó: "Además, tiene una multitud fanática, a la que apoya todo el tiempo, y el club parece muy conectado con las capas más populares de Buenos Aires y Argentina. Terminé creando una identificación con ellos por eso".

Estas declaraciones terminaron desapareciendo un poco el enojo y la bronca de algunos argentinos hinchas de Boca contra el brasileño y ahora comienzan a ilusionarse con una posible llegada del delantero al club. Hoy se encuentra en un buen momento en el Everton y hasta llegó a sonar en varios equipos grandes de Europa en el último Mercado de Pases. Boca se encuentra un poco lejano de eso, pero ¿se podrá dar en algún futuro?

Richarlison enfrió los cruces mediáticos con los jugadores argentinos:

Al preguntarle al jugador por sus dichos previo a la final de la Copa América, el brasileño comentó: "¿Y qué querían que dijera? Ni siquiera me gusta perder en los videojuegos", bromeó.

"La vida sigue. Es el gran clásico del fútbol, ​​el mejor juego del mundo, en el que todo jugador sueña con estar. Esta rivalidad nunca morirá", agregó.

Y para continuar aclarando, Richarlison dijo: "Di María fue uno de los primeros en echar más leña al fuego. Fue uno de los que me provocó cuando marqué los goles en la inauguración de los Juegos Olímpicos. Pero eso es lo que dije: todo es normal, me lo tomo con calma. No me siento ofendido ni enojado con nadie por las bromas en las redes sociales"

Y para finalizar la conversación con Olé, remarcó que las bromas siempre deberán ser con un respeto mutuo entre ambas partes: "Cuando jugamos contra Argentina, ustedes provocan desde allá y nosotros desde aquí. Nadie tiene por qué demonizar esto, estos juegos siempre serán parte del fútbol. Siempre que sean saludables y respetuosos, por supuesto"