Emiliano Martínez lo hizo de nuevo. El arquero argentino que se destaca en la tanda de penales, volvió a taparle un gol al rival y permitió que su equipo se lleve los 3 puntos en la sexta fecha de la Premier League

Dibu, con su personalidad tan desafiante y divertida, no se achicó ante el gran Manchester United y le atajó un remate desde los 12 pasos en el minuto final del partido. Los Diablos Rojos tenían su ultima oportunidad para descontar y llevarse, al menos, 1 punto pero no lo consiguieron porque se toparon con el gigante Martínez.

Pero lo más entretenido de este show fue el desafío que le planteo el arquero a Cristiano Ronaldo. Dibu presionó para que el portugués ejecute el penal, pero finalmente lo hizo su compatriota Bruno Fernandes. El final es para un cuadrito: Martínez tapó el remate y Aston Villa le ganó 1-0 al Manchester United de visitante. 

"Cristiano, patealo vos”, le dijo Martínez a CR7 cuando se jugaba el segundo minuto de descuento y su equipo se imponían 1-0 como visitantes por el tanto Kortney Hause.

"Vení vos", insistía e insistía Dibu como estrategia para presionar y poner nervioso a su rival. Fernandes, compatriota de Cristiano y una de las estrellas del equipo dirigido por Ole Gunnar Solskjaer, se hizo cargo del remate, pero lo termino tirando arriba del travesaño.

Mientras que el arbitro del encuentro organizaba la jugada, el brasileño Fred quiso disuadirlo para que fuera al arco y dejará de hablarle a sus compañeros, pero el argentino insistió hasta el final. Edinson Cavani, fue quién logró acomodar a Dibu sobre la línea de cal bajo los tres palos.

Lo resto es más cómico aún. Cuando el argentino se dio cuenta que el remate se fue por arriba del arco, salió corriendo hacia un lado y le bailó de frente a toda la hincha del Manchester United que se encontraba por detrás de él al momento del penal. 

Al Dibu no le importó nada y festejó frente a frente la victoria final de su equipo por 1-0. Claramente no se terminó llevando los mejores comentarios de los fanáticos, pero sí conquistó la segunda victoria de manera consecutiva en la Premier League.

Así, Aston Villa sumó 10 unidades y se posicionó en el séptimo lugar de la tabla general tras seis partidos disputados.