Debido a las consecuencias de la Pandemia en cuanto a lo que la recaudación respecta, el regreso del fútbol profesional se ve condicionado en su presupuesto y preparan una mesa de discusión por el tema salarial. 

Varios dirigentes de los clubes plantean una rebaja en los salarios de aquellos jugadores que ganen más y sobre todo en los futbolistas que tienen contratos avalados por la cotización del dólar. 

 

 

Sin embargo, el secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados, Sergio Marchi, avisó desde su oficina de la sede de la entidad que "no aceptaremos una  rebaja salarial de ningún tipo", por lo que se prevee una puja de intereses y un conflicto en puerta antes de que vuelva el deporte que elijen todos los argentinos.