Javier Milei, primer precandidato a diputado nacional en la ciudad de Buenos Aires por La Libertad Avanza, pausó por un momento su "cruzada" contra "los zurdos", la "casta política" y su idea de “dinamitar el Banco Central”, para seguir bien de cerca el diseño de la boleta que sus votantes encontrarán el próximo domingo en el cuarto oscuro en el marco de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

El mediático economista se hizo así un tiempo en medio de la guerra que le declaró al Estado, a las regulaciones económicas y a la asistencia a los menos favorecidos en pos de dejar todo librado al libre arbitrio del mercado, para controlar (en este control sí parece creer) cómo quedó el retoque de su foto con Photoshop.

¿Por qué Milei se retocó la cara en la boleta?

Aunque sigue el dogma del "menos es más" en cuanto al Estado se refiere, Milei parece haberlo olvidado a la hora de usar el Photoshop porque el resultado dejó en evidencia los ingentes esfuerzos de los diseñadores para intentar rejuvenecerlo y así acercarlo más a ese electorado joven que se acercó a él y al ultraliberalismo a través de las redes.

Eso sí, su cuidado despeinado quedó intacto.

¿Por qué Milei se retocó la cara en la boleta?