La semana pasada no terminó de la mejor manera para el Ejecutivo nacional, la 'confesión' del controvertido periodista Horacio Verbitsky, acerca de su vacunación gracias a gestiones de funcionarios del ministerio de Salud, desató un escándalo político de magnitud, que derivó en la salida de Ginés González García de la cartera. 

El "vacunatorio VIP", como lo titularon algunos medios, incluía una serie de nombres resonantes, de integrantes del oficialismo, sindicalistas y empresarios, que recibieron por lo menos una de las dosis de la vacuna Sputnik V, contra el coronavirus.  

La primera lista de nombres divulgada por los medios, se fue reduciendo con el correr de las horas, ya que fue desmentida por los propios protagonistas. Entre otras cosas, porque no fueron vacunados en las instalaciones del ministerio, ni tampoco recibieron las dosis por supuestas gestiones del personal de la cartera que conducía Ginés González García

De todas maneras, surgieron muchas dudas acerca del orden de vacunación, en medio de esta controversia. Sin embargo algo que no todos tuvieron en cuenta, es que existe oficialmente desde el 23 de diciembre del año pasado, un Plan Estratégico para la vacunación contra la COVID-19 en Argentina, publicado oportunamente en el Boletín Oficial, donde se establece de antemano los objetivos y el orden de vacunación. 

¿Qué dice el plan acerca de los funcionarios señalados? 

Dicho plan establece como prioridad en el orden de vacunación al personal de salud, y a una categoría llamada Personal Estratégico. Cuya definición indica que se refiere así a “toda persona que desarrolle funciones de gestión y/o conducción y funciones estratégicas necesarias para adecuado funcionamiento del Estado, así como las personas pertenecientes con riesgo de infección o transmisión”. 

Los funcionarios mencionados en los informes, además de formar parte del grupo de riesgo por problemas de salud preexistentes y de su avanzada edad, estaban incluidos en la lista de personas que integraban la comitiva que viajaría a México, para entablar importantes negociaciones con el país presidido por Andrés Manuel López Obrador.

Por último, cabe destacar que dicho país de Centroamérica, es uno de los más afectados por la pandemia. Los índices de mortalidad son de los más altos a nivel mundial, posicionando a México en el tercer lugar en el ranking de cantidad de muertes por coronavirus. El viaje tiene como uno de sus principales objetivos avanzar en la fabricación de la vacuna AstraZeneca que se desarrolla en ambos países.