Cerca del mediodía, Sergio Massa levantó el tratamiento de la Ley de Etiquetado Frontal ya que la oposición no dio quórum. Solamente se hicieron presentes en el recinto 122 diputados para tratar el proyecto en una sesión especial a la que había convocado el presidente de la Cámara.

La iniciativa que es clave para la salud de los argentinos perderá estado parlamentario si no es tratada antes de fin de año.

Antes de la sesión, fuentes de la bancada opositora dijeron que no estaban al tanto de la sesión ni fueron consultados por el oficialismo. "Y tampoco nos abrieron el temario para incorporar temas de interés, así que suponemos que deben tener el quórum", aseguraron.

EN VIVO - DIPUTADOS DEBATEN la LEY de ETIQUETADO FRONTAL de ALIMENTOS

El oficialismo pidió una sesión en minoría que comenzó con el pedido de la diputada Cecilia Moreau de tomar lista “para que quede claro quienes estamos acá sentados y quienes están escondidos detrás de las cortinas”.

La ley propone un proyecto que busca advertir a la sociedad sobre los productos que tienen un alto contenido de grasas, sodios y azúcares, con el fin de ayudar a combatir la obesidad, la hipertensión y los riesgos cardíacos.

Además de este proyecto estratégico para la salud, que es resistido por algunas empresas de la alimentación, se iban a debatir proyectos como el que propone políticas transversales para las personas en situación de calle y otro referido a medidas vinculadas con la actividad de la vitivinicultura.

Todas estas regulaciones han enojado a las empresas de bebidas azucaradas, porque estarían obligadas a mostrar lo que se le oculta a la sociedad o que se solapa detrás de espléndidas publicidades que ofrecen momentos de felicidad y familia, cuando en realidad, proporcionan azúcares en concentraciones que enferman cuerpos desde la niñez.  

La industria de bebidas azucaradas, junto a la de yogures azucarados, son las que más lobby hicieron en contra de la ley, enviando académicos y formadores de opinión rentados.

Tweet de data diario