Un rato antes de que se conociera la explosiva carta de la vicepresidenta Cristina Kirchner, donde remarcó sus desacuerdos con Alberto Fernández, se filtró parte del contenido de la entrevista exclusiva que el Presidente le dio a Página 12, donde aseguró que considera la posibilidad de hacer cambios en el Gabinete, pero que no sería esta semana, y que así lo había acordado el martes con la mandataria.

“Lo charlamos, acordamos nombres. Eso sigue en pie”, detalló el Presidente sobre la reunión que mantuvo con su Vice, a quien además cuestionó por los amagues de renuncia de varios ministros. “No entiendo para qué se apuraron”.

“Ella me conoce, sabe que por las buenas a mí me sacan cualquier cosa. Con presiones, no me van a obligar”, enfatizó en diálogo exclusivo con Mario Wainfeld en Página 12.

Con respecto al supuesto pedido de renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, por parte de la Vicepresidenta, Fernández confirmó que “jamás" se la pidió.

Apoyo interno

Para el Presidente, algunos mensajes de aliento que recibió por parte de aliados a su Gobierno resultaron de vital importancia.  

“Me llamaron todos los gobernadores. Me decían que les aceptara las renuncias, que los sacara", dijo, en referencia a los funcionarios que este miércoles por la tarde pusieron a disposición su partida del Gabinete.

"Algunos me plantean que lo raje a Wado, que es un buen ministro. ¿Cómo me voy a desprender de (la titular de la ANSES) Fernanda Raverta, una funcionaria super laburadora y eficiente?”, agregó.

Además, en esa línea, el Presidente dijo que le parece incomprensible cómo podría aceptarle la renuncia al titular de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, uno de los que integra la nómina de funcionarios que ayer sacudieron el avispero en la política local.

“Es incomprensible, ¿qué sentido tiene que renuncie él?”, insistió.