La embajadora argentina ante Rusia, Alicia Castro, recibió el llamado del presidente de la Nación, Alberto Fernández, quien intento convencerla tras la renuncia presentada por la funcionaria mediante una carta.

La decisión de Castro de apartarse del puesto se produjo luego de la decisión que tomó Argentina en la ONU de que Nicolás Maduro convoque a elecciones y atienda las denuncias por violaciones a los derechos humanos.

"Tuvimos un intercambio telefónico donde me pidió que revea la decisión. Le respondí que si lee mi carta detenidamente va a entender cuáles son los motivos. Le dije que no estaba de acuerdo con la política de relaciones exteriores y que por lo tanto no era conveniente que asuma en el rol de embajadora", sentenció la ex funcionaria durante una entrevista que brindó para radio AM 530.

Sobre la decisión tomada en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Castro mencionó: "Yo viví en Venezuela casi seis años, no saben de qué están hablando... Repiten cualquier cosa, como si no se hubieran enterado de cómo se fabrican las noticias falsas".

Por último, reveló que se comunicó con Cristina Kirchner: "Sí, hablé con ella y le adelanté mi decisión, con todo el cariño y el respeto que le tengo. Me considero muy honrada por su amistad y por su confianza, porque la embajada en Rusia es estratégica y yo tenía entre mis planes un viejo proyecto de ella (por CFK), que era que la Argentina se integre a los BRICS"