El presidente Alberto Fernández viajó a Chile y mantuvo una reunión en el Palacio de la Moneda con su par Sebastián Piñera. Aprovechó la ocasión para pedir "unidad" y "poner de pie al continente" después de la pandemia del coronavirus, a la que definió como "un duro golpe".

"Muchas veces se miran las diferencias y no las coincidencias", expresó el mandatario en su primera visita al país vecino, luego de llamar a "luchar juntos para que las cosas nos sean más fáciles y las cosas nos salgan mejor".

Ni bien culminaron el encuentro en Santiago de Chile, los jefes de Estado firmaron acuerdos de cooperación entre ambos países acompañados por funcionarios, entre los que estuvieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el canciller Felipe Solá, y los ministros de Salud, Ginés González García; y de Defensa, Agustín Rossi; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; la asesora presidencial Cecilia Nicolini y el embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa.

También acompañaron al Presidente los gobernadores de Salta, Gustavo Sáenz; de San Juan, Sergio Uñac; de La Rioja, Ricardo Quintela; y de Catamarca, Raúl Jallil.

Según el portal de noticias El Destape, este miércoles, Fernández arrancará con un encuentro con el expresidente Ricardo Lagos. El tramo final se realizará para hablar de temas económicos. Fernández se verá con la titular de la Cepal, Alicia Bárcenas, y luego brindará una charla sobre la situación regional.

En la residencia del embajador recibirá a los empresarios de Chile nucleados en la central Sofofa, varios de ellos con inversiones en Argentina. El Presidente buscará despejar dudas sobre las políticas en marcha para reactivar la economía en la pospandemia.