Esta jueves por la mañana, el presidente electo, Alberto Fernández, arribó a Buenos Aires tras su resonante gira en México.  A media mañana se reunió en la Sala de reuniones del Aeropuerto de Ezeiza con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno

Moreno confirmó en la reunión que el organismo desembolsará u$s 6.000 millones de dólares en Argentina, como parte  de los programas de crédito que ya están en vigencia. 

Según un comunicado del equipo de trabajo del presidente electo, "Moreno transmitió a Fernández que el BID es socio estratégico de Argentina y apoyará, no solamente en áreas tradicionales como infraestructura, protección social, salud, educación y desarrollo urbano, sino también en sectores donde el Banco se encuentra en la vanguardia global, como productos de conocimiento, agenda digital, innovación y competitividad que forman parte del plan del nuevo gobierno".

"El presidente del BID expresó el compromiso de trabajar intensamente con el nuevo gobierno para adecuar la cartera de operaciones a sus prioridades", agrega el comunicado. 

El BID es, junto al FMI y el Banco Mundial, uno de los organismos internacionales de crédito que le prestan dinero a la Argentina con tasas más bajas y programas más laxos que los acreedores privados.