La marina de los Estados Unidos y la aviación británica se encuentran realizando ejercicios militares con flota de propulsión nuclear en una franja del Atlántico Sur, declarada como Zona de Paz y Cooperación por Naciones Unidas en el marco del reclamo argentino de soberanía por Malvinas.

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, alertó por el episodio con una serie de tuits: "La información brindada por el Cmdte de la fuerza de submarinos en el Atlántico de los EEUU (@COMSUBLANT ) revela una violación flagrante a la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur aprobada por resolución 41/11 de la Asamblea General @ONU_es".

Gustavo Melella on Twitter
La sola presencia del submarino en esa zona es considerada como una “flagrante violación” a los acuerdos internacionales en el marco de la disputa por la soberanía de los territorios de ultramar argentinos

"La información brindada por el Cmdte de la fuerza de submarinos en el Atlántico de los EEUU (@COMSUBLANT ) revela una violación flagrante a la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur aprobada por resolución 41/11 de la Asamblea General @ONU_es", aseguró el mandatario de Tierra del Fuego en otro comentario.

Gustavo Melella on Twitter

Según Melella, sería la primera vez en la historia que un submarino nuclear se introduce "en espacios soberanos argentinos" y calificó el acto "de extrema gravedad para todos los Estados de la región".

Gustavo Melella on Twitter

"Manifestamos nuestra más extrema preocupación por este accionar inaceptable no solo para nuestra Provincia y nuestro País, sino para todos los ciudadanos del mundo que luchan contra el colonialismo y por vivir en un mundo sin armas nucleares", pidió el gobernador.

Gustavo Melella on Twitter

El despliegue militar fue confirmado por el propio Comando de Fuerzas Submarinas del Atlántico estadounidense, que a través de Twitter precisó que en esa región de ultramar navegó el USS Greenville (SSN 772), un submarino de propulsión nuclear que cuenta en su historial con tres accidentes. En uno de ellos (2001), chocó contra un buque pesquero japonés, lo hundió y provocó la muerte de 9 tripulantes.