El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, salió a declarar sin pelos en la lengua contra la exgobernadora María Eugenia Vidal a quien calificó con dureza como “inútil” por su gestión al frente de la Provincia de Buenos Aires.

En diálogo con Radio 10 el funcionario se refirió a la causa que involucra a exfuncionarios de Vidal, empresarios y otros personajes fuertes de la política en el armado de una mesa judicial para perseguir a dirigentes gremiales.

“Esta señora es una inútil en todo sentido de la palabra, desde el primer momento que llego a la Gobernación todo lo que pudo romper lo rompió. La educación veintipico de meses sin paritarias, los hospitales…”, arremetió Fernández.

En 2015, el ministro se presentó como candidato a la Gobernación y perdió ante Cambiemos con la victoria de Vidal.

“Ella dijo que cuando ella gobernaba el Pata Medina estaba preso, pero es mentira. Es una imprudente, no tiene idea de lo que habla. Su gente estaba sentada en la mesa, el ministro se sienta a hablar de lo que habla con su autorización porque sabía todo”, aseguró Fernández.

La Gestapo de Cambiemos en la mira del FDT

Fernández se refirió a la mesa judicial que tuvo como protagonista al exministro de Trabajo Marcelo Villegas, pero donde también se sentaron otros funcionarios de Cambiemos como Roberto Gigante o el exsubsecretario de Justica.

“Yo inventé el ministerio de Trabajo en la Provincia. Uno se desloma por buscar derechos ara los trabajadores y este señor buscaba por hacer una Gestapo, llama mucho la atención”, lanzó el funcionario.

En ese plano, recordó que el fue uno “de los que más denunció en el momento oportuno”, pero “había que esperar a encontrar cosas de fondo”, aunque marcó que no calificaría como espionaje por parte de Cambiemos, sino como “chusmerío berreta”.