El presidente de la Nación, Alberto Fernández, presentó en la Cumbre sobre Clima que tuvo lugar en abril pasado una propuesta para que una parte de la deuda que Argentina mantiene con el Fondo Monetario Internacional sea utilizada para generar acciones a favor del medio ambiente en el país, como por ejemplo la generación de parques eólicos y de parques solares.

Esa misma idea fue la que Juan Cabandié, ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, le reiteró a Jake Sullivan, consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos y hombre de confianza de Joe Biden.

"Proponemos una salida innovadora y mantenemos en conversaciones con funcionarios estadounidenses. También estamos encontrando apoyo en otros países de la región como Brasil y México", dijo el funcionario nacional.

Cabandié le presentó al enviado de Biden una propuesta de canje de deuda por acción ambiental

El cambio climático encendió las alarmas en muchos países del mundo tras la ola de calor en Estados Unidos y Grecia y las duras inundaciones en Alemania, China y Reino Unido, así como también a nivel local quedó expuesto en la bajante del Río Paraná.  A diferencia del expresidente Donald Trump, un negacionista del problema, Joe Biden tiene la agenda climática entre sus prioridades. Ahí es donde crecen las posibilidades de la propuesta argentina.

La lógica indica que los países más poderosos fueron los que más contaminaron para alcanzar su nivel de desarrollo, por este motivo en una anterior cumbre climática propusieron y se comprometieron a transferir 100 mil millones de dólares anuales a los países menos avanzados, con el objeto de financiar la transición energética y productiva, sin necesidad de contaminar a los niveles que ellos lo hicieron.

Pero esos recursos hasta ahora no aparecieron y surgió la idea argentina de un canje. "Los 17 mil millones de dólares que deberíamos pagarle al Fondo el año que viene no los podríamos conseguir sin generar más contaminación", indicó Cabandié.

Es por esta razón que se plantea la posibilidad de que al menos una parte de los dólares que Argentina debe pagarle al FMI tras la deuda contraída por Mauricio Macri les permitan destinarlos a levantar más parques eólicos y solares, como también a compensar a las provincias más pobres del norte del país para que no sigan avanzando con la deforestación de los bosques nativos. En Casa Rosada sostienen que la idea cada vez tiene más apoyos y son optimistas

Tweet de data diario