El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, anunciará que a partir de este jueves, el uso del barbijo o tapabocas, dejará de ser obligatorio en los lugares cerrados y en el transporte público que circule por la Ciudad. 

De acuerdo a la información a la que pudo acceder la prensa, en horas de la mañana del jueves, el ministro de Salud, Fernán Quirós, realizará el anuncio oficial en una conferencia de prensa. 

En una resolución que ya fue firmada por los titulares de las carteras de Salud, Justicia, Seguridad, Desarrollo Económico y Producción, y la Jefatura de Gabinete porteña, se establece “el carácter no obligatorio del uso de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. 

En el segundo artículo de la normativa, de todos modos se vuelve a publicar la recomendación de uso de barbijo: "Recomiéndase el uso de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires al ingresar y permanecer en lugares cerrados de acceso público o privados”. 

Por otro lado se detalla que la medida comienza a regir a partir de las 00:00 horas de este jueves16 de junio. 

Entre los argumentos esgrimidos, se destaca la situación epidemiológica actual de bajo nivel de contagios, baja ocupación de unidades de terapia intensiva, y alta tasa de vacunación. 

Sin embargo, la vuelta a la rutina laboral de todos los días, produjo en el transporte público una saturación que se evidencia con fuerza en las horas pico. En los subtes la situación se torna más compleja, con vagones que apenas pueden cerrar sus puertas de la cantidad de personas que se amontonan, la posibilidad de contagio se potencia. 

Las advertencias de Fernán Quirós

Esta medida se contradice con los recientes informes del ministro de Salud, Fernán Quirós, quien la semana pasada lanzó una serie de advertencias acerca de la situación epidemiológica del Coronavirus en la Ciudad. 

Ciudad: Desde el jueves deja de ser obligatorio el barbijo en lugares cerrados y tranporte público

Si bien indicó que los casos están en descenso, los números pueden estar subvalorados por la cantidad de personas que deciden no hisoparse frente a los síntomas. 

"Hasta hace 10 días teníamos un promedio de 2500 casos por día aproximadamente. Estamos en un descenso y hoy reportamos unos 1500 diarios", indicó la semana pasada Quirós y agregó que, "hay mucha gente decidió no hisoparse, por lo que estamos subvalorando".

En este sentido, el funcionario advertía que si bien la ola se está completando, eso no quieren decir que no vuelvan a subir los contagios. 

"El comportamiento de esta enfermedad hacia delante no es simple porque depende de muchas variables. Lo más probable es que terminemos de transitar esta curva en las siguientes semanas. Entre 8 y 10 semanas duran las curvas de ómicron. Igualmente, debemos estar atentos a lo que ocurra con las nuevas variantes y si encuentran tierra fértil", sostuvo el funcionario. 

Al parecer, nuevamente la decisión política de diferenciarse del Gobierno nacional, prevalece por sobre la información sanitaria.