El portal del diario Clarín, publicó a lo largo del día, una serie de notas referidas al "banderazo" opositor, que se realizó en distintos puntos del país. Aparentemente la intención del medio era "inflar" a más no poder la convocatoria, ya que fue el medio con mayor cantidad de artículos sobre el tema.

En este marco, el medio publicó los puntos de encuentro de la manifestación, y uno de ellos era el domicilio particular de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Esto generó repudio en las redes, ya que hacer pública la dirección de su casa, es prácticamente convocar a un escrache. 

El propio presidente Alberto Fernández, tuiteó refiriéndose al hecho, manifestando su repudio

Alberto Fernández on Twitter

 

El presidente expresó que "promover una convocatoria a una protesta en el domicilio de una persona solo fomenta la grieta y daña esa convivencia democrática". Ante esto, el medio salió a justificarse aduciendo que "la única reacción" que puede tener ante lo sucedido "es informar."

 

Santiago Cafiero on Twitter