En una conferencia de prensa el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, habló acerca de la demora en la entrega de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus. 

El funcionario admitió el retraso de las últimas semanas, pero garantizó que se cumplirán los acuerdos. Según argumentó Peskov, la demora se debe a un cambio en la política de vacunación en la Federación Rusa. 

La comunicación fue una ratificación de los acuerdos con Argentina, y también una respuesta directa a la campaña que se viene montando contra el gobierno de Alberto Fernández, sobre este tema. Peskov pidió en esta línea no generar angustias innecesarias en la población. 

Además dejó claro que la primera dosis de la vacuna producida por el laboratorio Gamaleya, tiene una efectividad del 78,6 por ciento frente a los contagios y además “previene fuertemente los casos graves y las muertes” por coronavirus

Nuevamente, el funcionario indicó que "la prioridad absoluta es el consumo interno y la satisfacción de las necesidades internas”, los fabricantes de esa vacuna y “nuestros departamentos se están concentrando” ahora en “la satisfacción” de la demanda local.