El gobierno de la provincia de Buenos Aires, cambió el sistema de conteo de fallecidos por coronavirus, con el fin de evitar el subregistro de los mismos, un fenómeno que se repitió en muchos países. 

El encargado del anuncio fue el ministro de Salud, Daniel Gollán, quien explicó "con el desafío de medir la pandemia en tiempo real, comenzamos a utilizar información proveniente de tres bases de datos: SISA, SIGEC y el Registro de las Personas, y así recategorizamos los datos de mortalidad por coronavirus y evitamos el subregistro de los mismos, un problema existente en todos los países del mundo".

El funcionario explicó que con el sistema que venían utilizando había demoras en la carga de datos. "Nosotros vamos a solucionar ese problema, lo afrontamos para que todo el mundo sepa día por día (el número de fallecidos) y así poder evaluar la evolución de esta pandemia." 

En este marco, se actualizaron los datos y la provincia sumó 3.523 víctimas más, por eso el ministro afirmó, "el 60% de los datos actualizados corresponden al sector privado y el 40% al público. Dentro del sector público, el 39% corresponde a hospitales provinciales, el 2% a nacionales y el 59% a municipales."