En las últimas semanas, investigadores de la Universidad de Edimburgo han descubierto una nueva variante de coronavirus en el Reino Unido que ya circula en varias partes del mundo desde el mes de diciembre. Según fuentes oficiales, tendría algunos efectos preocupantes a futuro. 

La nueva cepa fue nombrada "B.1.525" y confirmaron que tiene ciertas similitudes con su par sudafricana y brasileña, que le podría permitir "burlar" las defensas del sistema inmunológico. Hasta el momento se registraron 33 contagiados con dicha mutación.

Otro de los efectos encontrados coinciden con la variante anteriormente detectada en territorio británico, que es hasta un 70% más contagiosa que la originalmente detectada en Wuhan a principios del 2020.

A su vez, actualmente se encuentra recorriendo el mundo y se detectó en países como Dinamarca, España, Australia, Nigeria y en los Estados Unidos

Data Diario on Twitter