La Cámara de Diputados tratará este sábado, en sesión especial, el proyecto de reforma al impuesto a las ganancias, que beneficiará a más de un millón de trabajadores y que dejará exentos del pago a quiénes perciban un salario de hasta 150 mil pesos brutos mensuales. 

La sesión especial fue citada para las 11 y se extenderá, según lo previsto, alrededor de 14 horas, en lo que representará un debate maratónico y que pondría fin a un histórico reclamo por parte de la dirigencia sindical. 

Se estima que esta medida beneficiará a 1.267.000 personas, entre trabajadores y jubilados, por lo que el 93 por ciento de los asalariados no deberá pagar más el tributo. 

En tanto, el oficialismo decidió postergar hasta la próxima sesión la reforma del régimen de monotributo, con el fin de reducir la carga horaria de la extensa sesión, ya que el impuesto a las ganancias demandará más de 10 horas de debate.

El proyecto que impulsa el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, será tratado este sábado por un pedido especial del Frente de Todos. "No se ven problemas para sesionar un sábado. Nunca se había sesionado virtual y se logró. Tampoco se había sesionado en enero y también se hizo. Nunca se trabajo un sábado y se va a hacer”, detallaron.

La curiosidad es que la primera sesión del año se realizará el día correspondiente al fin de semana, una situación que no sucedía desde el 5 de enero de 2002, cuando se aprobó la derogación parcial de la Ley de Convertibilidad que establecía la paridad entre el dólar y el peso.