El dirigente peronista Eduardo Valdés se cruzó fuertisimo con el periodista macrista de La Nación y mientras Mirtha decía que no le quedaba más tiempo, Valdés le retrucó los argumentos que utilizó para tratar de "mamarracho" a la Comisión de la Memoria.

"No, no es un mamarracho... La Comisión de la Memoria investigó los chats de D'Alessio y figuran ocho periodistas. Ocho declararon ante el Juez y siete quedaron sobreseídos. El único investigado es Daniel Santoro", arremetió Valdés.

"¿Por qué ustedes no piden por esos periodistas que fueron espiados y sólo piden por Daniel Santoro que sus compañeros de Animales Sueltos le dijeron que se vaya y que no querían compartir más con él?", ratificó el dirigente peronista, a lo que Sirvén le consultó: "¿Vos decís que tiene que estar preso?".

"No, yo quiero que se presente y no mienta", fustigó en su última intervención Valdés a Sirvén, y le cuestionó su defensa a un periodista que hasta sus propios compañeros de Animales Sueltos le soltaron la mano.