El Ministerio de Desarrollo Social de Salta llevará a cabo el Programa de acompañamiento familiar UNIR para comunidades originarias y criollas de los departamentos San Martín, Orán y Rivadavia.

“Los gobiernos de Nación y Provincia nos estamos ocupando de la situación de emergencia en el norte provincial”, manifestó el gobernador Gustavo Sáenz.

A través de una videoconferencia, el gobernador Sáenz y el ministro de Desarrollo Social de Nación Daniel Arroyo firmaron convenios para poner en marcha programas de acompañamiento a poblaciones vulnerables de la provincia. 

"Con el ministro de Desarrollo Social de la Nación @LicDanielArroyo firmamos dos convenios para acompañar a más de 63 mil familias del Chaco salteño", agregó el gobernador mediante su cuenta personal de Twitter.

Gustavo Sáenz on Twitter

El convenio firmado entre el funcionario y el gobernador corresponden al Programa UNIR, que consta de un total de 150 trabajadores del territorio acompañarán a niños de hasta 8 años y mujeres embarazadas de familias originarias y criollas de los distritos mencionados. 

“Los gobiernos de Nación y Provincia nos estamos ocupando de la situación de emergencia en el norte provincial”, puntualizó el gobernador, y aseguró que el programa beneficiará a más de 63 mil grupos familiares de la zona.

El programa UNIR contempla y respeta las singularidades zonales, particularidades familiares, culturales, sanitarias y ambientales. Los acompañantes especializados en desarrollo infantil brindarán modalidades adaptadas de acompañamiento a familias prioritarias, acompañamiento en prácticas de crianza y acompañamiento hospitalario.

“Trabajamos en el norte de manera sostenida, sistemática y planificada utilizando estrategias para poder mejorar la situación de precarización histórica que se vive en el Chaco salteño”, explicó la ministra Figueroa.

Asimismo, el segundo convenio que se llevará adelante es el de la asistencia alimentaria en estas zonas donde no se puede operar con la tarjeta Alimentar, el programa que también impulsa también el Ministerio de Desarrollo Social de Nación.

Las prestaciones previstas son para familias con niños de hasta 7 años, embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad sin límites de edad.

Este plan de emergencia se suma a la distribución de la tarjeta Alimentar en la provincia que se implementa desde febrero y consiste en alrededor de 65 mil tarjetas, con un total de 330 millones de pesos para estimular la economía de la provincia.