Fuentes del Banco Central, indican que el gobierno busca imponer un límite a las tasas que los bancos cobran por el endeudamiento con la tarjeta de crédito. El límite correría para las tasas que se cobran sobre saldos impagos, que en algunos casos es de 180% anual. 

"Voy a tratar de convencer al presidente del Banco Central para que intervenga porque no se pueden estar cobrando las tasas que se están cobrando en las tarjetas de crédito", aseguró la semana pasada el presidente, Alberto Fernández, en declaraciones radiales. "Es un acto usurario contra la clase media", sentenció.

En el país, tras cuatro años de gestión de Cambiemos, el 51% de los adultos está endeudado por el uso de la tarjeta de crédito. La financiación a través de este medio fue la forma de endeudarse más extendida en el país, a los largo del gobierno de Mauricio Macri.