TEMAS DE HOY:

|

El gobierno porteño adelantará nuevamente el inicio de clases: cuándo empezarán en 2023

El año que viene, la Ciudad de Buenos Aires tendrá 192 días de clases. De momento es el único distrito que definió su calendario escolar

Miércoles, 14 de septiembre de 2022 a las 09 36,

Por Julián Nahuel Padilla

Miércoles, 14 de septiembre de 2022 a las 09 36,

En 2023, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tendrá un comienzo de clases anticipado. Todos los niveles educativos obligatorios, desde jardín de infantes hasta la secundaria, iniciarán el ciclo lectivo el lunes 27 de febrero y terminarán de cursar el viernes 22 de diciembre.

De este modo, según los cálculos que hizo el ministerio de Educación porteño comandado por Soledad Acuña, el calendario escolar de 2023 tendrá 192 días de clases, la misma cifra a la que llegará cuando se finalice el actual ciclo lectivo.

El 6 de febrero será la fecha en la que los docentes y directivos volverán a los colegios, y la semana del 13 tendrán una capacitación obligatoria. Generalmente, los estudiantes de secundaria comienzan sus clases una semana después, pero en 2023 iniciarán a la par de los otros niveles educativos. Las mesas de examen para aquellos alumnos que deban materias se realizarán el 23 y el 24 de febrero. En tanto, las vacaciones de invierno aún no tienen una fecha precisa pero se suelen ubicar en las últimas dos semanas de julio.

 

Al respecto, Acuña sostuvo: "La pandemia nos demostró la importancia de que los chicos estén en las aulas para hacer efectivos sus aprendizajes. Atrás de la frase ´Cada día en la escuela cuenta´ hay decisiones como la que tomamos hoy, que suma días efectivos de clases al calendario escolar y les permite a los chicos y chicas tener más tiempo para aprender”.

De momento, la Ciudad es el único distrito que ya definió su cronograma escolar para el año que viene. Por lo general, las provincias consensuan junto al gobierno nacional una fecha de inicio que se fija en el mayor de los casos en los primeros días de marzo. Debido a la pandemia del coronavirus, que obligó al cierre de las escuelas y a la bimodalidad posteriormente, el Consejo Federal resolvió un mínimo de 190 días de clase, aunque este año la gran mayoría quedó por debajo de ese número.

Justamente de cara al próximo ciclo lectivo uno de los objetivos será reducir la pérdida de días por las jornadas de capacitación docente, que se denominan Espacios para la Mejora Institucional (EMI) y que hasta el momento se realizan con suspensión de clases. A partir del 2023, tres de las cinco jornadas EMI se llevarán adelante los sábados en las escuelas públicas. Según informaron, ese día extra conllevará un plus salarial en la misma línea.

Los colegios privados, por su parte, deberán presentar un plan alternativo que garantice también que las jornadas institucionales no impliquen un día de clase perdido para los chicos.

En esa línea, la ministra de Educación porteña indicó: "Para recuperar los aprendizajes perdidos durante la pandemia tenemos que seguir tomando medidas extraordinarias. En este sentido, decidimos dar un paso más y pasar las jornadas docentes a los sábados para que los chicos no pierdan un día más de clases. Estoy convencida de que la solución es con más y mejor educación".

La insólita declaración de Soledad Acuña: "Está perfecto el lenguaje inclusivo, yo creo que es necesario"

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, declaró que la resolución del Gobierno porteño lanzada en junio "promueve el lenguaje inclusivo". En esa línea, aclaró que "no es una prohibición, es una regulación".

Cabe recordar que desde la administración de Horacio Rodríguez Larreta se prohibió el lenguaje inclusivo en las escuelas de nivel inicial, primario y secundario usando como justificación el mal resultado de las evaluaciones de desempeño de los alumnos. Esta medida fue duramente criticada por organizaciones docentes, escritores, artistas y dirigentes del oficialismo.

En una entrevista que le hicieron en la plataforma Twitch, Acuña volvió a hablar sobre la resolución que se conoció el jueves de la semana pasada. "El lenguaje inclusivo no es la utilización de la x, la arroba o la e. La lengua española nos da un montón de recursos gramaticales que nos permiten tener un lenguaje inclusivo sin necesidad de cambiar las reglas", comenzó la ministra.

Insólitamente, hizo una declaración que contradice totalmente a la medida que impulsaron desde el Gobierno porteño y que lleva su firma: "Para que todos nos entendamos cuando nos comunicamos hay pautas fijadas. Está perfecto el lenguaje inclusivo, yo creo que es necesario. Estoy convencida que la resolución promueve el lenguaje inclusivo”.

Acto seguido, continuó explicando: "La resolución no regula lo que hablás vos. Lo que plantea es que el docente tiene que enseñar de acuerdo a las pautas acordadas en la Lengua Española. En educación termina ganando qué derechos tenemos los adultos".

"Pero está discusión tiene que ver con el cómo hacemos para que los chicos recuperen todo lo perdido en la pandemia”, sentenció.

Por último, cerró con una polémica aclaración: "No es prohibición, es regulación. Si hubiese querido prohibir hubiese generado números de denunciasLo que yo quiero es que el docente y el alumno puedan hablar y desarrollen capacidades para un examen. Dale los elementos primero y que después sea libre en cómo quiere hablar”. 

Las más leídas

Las más leídas

Las más leídas

Últimas noticias