Tras haber sido operada el jueves de una histerectomía programada, Cristina Kirchner recibió el alta y se retiró esta mañana del Sanatorio Otamendi, después de haber pasado dos noches en el centro de salud.

La vicepresidenta fue sometida a un vaciamiento parcial o total del aparato reproductivo y se esperaba que permaneciera internada entre tres a cinco días, sin embargo, su evolución fue muy buena, por lo que en la mañana de este sábado, el equipo médico decidió que estaba en condiciones de volver a su domicilio.

A través de su cuenta de Instagram y de Twitter, la exjefa de Estado agradeció a los trabajadores de la clínica por la atención brindada. "Quiero agradecer a todo el cuerpo médico, enfermeras, enfermeros y a todo el personal auxiliar del sanatorio Otamendi, que nos atendieron con tanto profesionalismo y afecto. ¡Muchas gracias!", comenzó.

Del Instagram de cristinafkirchner

"Esta escarapela divina la tejió para mí Norita, que siempre me cuidó con mucho cariño. Gracias también a ella", concluyó, dedicándole el posteo a una persona especial.

Ahora, seguirá su recuperación en su domicilio de Recoleta e irá reincorporándose a sus actividades de manera gradual, hasta retomar plenamente su rutina en unas tres semanas.

Tweet de data diario