Las escandalosas declaraciones de la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, acerca de los docentes, generaron fuerte repudio, por lo que el bloque del Frente de Todos en la Legislatura, presentó una solicitud de interpelación a la funcionaria en el recinto. 

Además, la legisladora Myriam Bregman, del FIT, presentó un pedido de remoción de su cargo a Acuña, por considerar agraviantes y discriminatorios sus dichos sobre los maestros. "Hay un profundo odio de clase en lo que dijo la ministra", dijo Bregman.

"Es un peligroso antecedente callarnos frente a estas expresiones discriminatorias de clase. Nuestros hijos van a la escuela pública, nosotros nos formamos en la educación pública. Por eso nos sentimos agraviados y pedimos su renuncia", afirmó.

Por otro lado, Claudio Ferreño, jefe de bloque del Frente de Todos, solicitó que se tratara sobre tablas un pedido de citación presentado con la firma de todos los legisladores de la bancada opositora para que Acuña diera "respuestas sobre sus expresiones antidemocráticas y estigmatizantes hacia estudiantes y docentes."

El oficialismo representado en el bloque Vamos Juntos, y por su titular, Diego García Vilas, bloquearon los pedidos, durante la reunión de labor parlamentaria, donde se acuerda qué proyectos se debaten en el recinto de sesiones.