Fabián Gutiérrez, el exsecretario de Cristina Kirchner que permanecía desaparecido desde el jueves, fue descubierto sin vida enterrado en una de las viviendas allanadas, según confirmaron fuentes oficiales de Santa Cruz.

Tras la detención y la declaración de tres hombres por el caso, los mismos confesaran al juez que lo habían matado y que se trataría de un crimen pasional-extorsivo.

Los supuestos asesinos tienen entre 19 y 23 años, y el menor de ellos habría generado un vínculo amoroso con Gutiérrez para ganarse su confianza y así poder extorsionarlo para obtener un rédito económico.

De esta manera, junto a dos cómplices secuestraron al exsecretario de Cristina Kirchner y como no obtuvieron la información que pretendían, le habrían degollado el cuello, según los primeros indicios.

“Hemos logrado encontrar el cuerpo de Gutiérrez a instancias de la declinación de uno de los detenidos. Estaba enterrado”, dijo el juez Carlos Narvarte a los medios locales luego de corroborar que los datos brindados en la confesión eran veraces.

Además, el magistrado reveló que la víctima estaba “envuelta en una sabana, vestida, con fuerte golpe en la cabeza y con heridas de arma blanca”, según el testimonio que entregó a los medios de comunicación locales.

“La impresión que a mí me dio y que nos dio a todos los que estuvimos en el lugar, es que hubo violencia ahí porque hay sangre, hay rastros y eso indica que seguramente hubo un hecho ilícito que hay que demostrar”, puntualizó Narvarte.

No obstante, reveló que encontraron manchas de sangre y pedazos de precintos durante el allanamiento en la casa del exfuncionario, sin embargo no confirmaron que sean los mismos que encontraron en el cuerpo de la víctima. 

Se allanaron un total de cinco viviendas, se secuestraron dos vehículos y se obtuvieron “elementos importantes para la causa”. Además, en uno de los operativos realizados en la zona encontraron el celular del exsecretario y uno de los vidrios del vehículo de la víctima estaba roto, según precisaron medios locales.