Un escándalo envuelve a la senadora Lorena Petrovich de Juntos por el Cambio, luego que el portal de noticias El Destape, revelara que le pagaba a la niñera de su hijo con un contrato de la Cámara de Senadores bonaerense. 

La mujer llamada Gisela Montini, percibía ingresos a partir de un contrato en la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires de acuerdo a un informe realizado por la periodista Belén Bártoli. La mujer aclaró que no había prestado servicios en la Legislatura. 

De acuerdo a lo declarado por Montini, ella trabajaba hace cuatro años, pero como niñera. “Empecé a trabajar con ella y me tuvo en negro los primeros meses. Empecé cuidándole el hijo y la madre y terminé haciendo también la limpieza de la casa”, aseguró. 

En este sentido agregó: “Para evitar el pago de mi remuneración en forma personal optó por registrarme como dependiente del Senado de la provincia de Buenos Aires, asignándome como única tarea la realización de limpieza de su hogar particular, el cuidado de su hijo y cuidado de su mamá". 

Además añadió que tiene registrados todos los ingresos en el country Iraola I de Hudson, como prueba. Al ser consultada Petrovich se defendió diciendo que “desde principios de 2018 un trabajo de cadetería, como atención de un teléfono y traslado de papeles”.

“Trabajaba en la oficina y muchas veces no lo hacemos desde el despacho, ya que tengo una oficina en mi casa, entonces Gisela iba allá. La conozco, fue empleada nuestra y tuvo relación con mi familia, ha estado en mi casa”, agregó Petrovich. Sin embargo las pruebas y lo declarado por la supuesta niñera ponen en jaque a la legisladora bonaerense.