La exposición del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la Cámara de Diputados, generó fuertes polémicas y cruces en el recinto. El diputado del PRO, Waldo Wolff, protagonizó un momento de fuerte tensión con el bloque oficialista del Frente de Todos. 

Wolff comenzó a los gritos, cuando algunos diputados del oficialismo lo interrumpieron con gritos, algo típico de estas sesiones. "Digale al jefe de gabinete que venga cada 60 días como dice la Constitución. Cállese la boca no sea irrespetuosa"

"A nosotros no nos va a correr, la recuerdo tirando piedras hace un año y medio aquí.", le dijo Wolff a una diputada. Ante esto el presidente de la Cámara, Sergio Massa, tuvo que pedir respeto en medio de la discusión para calmar los ánimos. 

Ante esto, Máximo Kirchner pidió la palabra y dijo: "Durante todo este año y el anterior, cada vez que me tocó hacer uso de la palabra, han gritado, han insultado, han hecho todo tipo de escándalos..." 

"Ven ahora ustedes que quieren que los escuchen, entonces es bueno que de aquí para adelante, aprendamos a escucharnos, es un pequeño ejemplo el de hoy, que hay que saber respetarse.", agregó.  

"Nunca me quejé, ni chillo, ni hago escándalo, así que le pido a los integrantes del bloque, diputados y diputadas de mi bloque, que guardemos respeto, sepamos escuchar, y esperamos la misma actitud posterior, a medida que avance el debate y también, para las sesiones que sobrevendrán este y el año que viene.", cerró Kirchner con un aplauso del recinto.