El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, se refirió al aumento de casos positivos en las últimas semanas y advirtió que “no hay dudas que tenemos una segunda ola de coronavirus por delante” y consideró "postergar la segunda dosis y ampliar así la base de vacunación a más personas"

En una conferencia de prensa que brindó el funcionario porteño, aseguró: “Desde octubre venimos diciendo que no tenemos ninguna duda que tenemos una segunda ola por delante; no es una posibilidad, le ha ocurrido en todos los países del mundo”.

En esa línea, Quirós apoyó la decisión de “postergar la segunda dosis y ampliar así la base de vacunación a más personas”. La medida se está evaluando y en las próximas horas darían el visto bueno, según fuentes del gobierno porteño.  

“Argentina está rediscutiendo su estrategia de vacunación nacional y es conveniente postergar, dentro de la franja de seguridad de cada vacuna, el segundo componente y ampliar la base de vacunación de primera dosis”, sostuvo el titular de la cartera educativa porteña. 

No obstante, Quirós anticipó que se están reprogramando todos los turnos de las segundas dosis que habían entregado, sobre todo los correspondientes a la vacuna Sinopharm que se está utilizando para vacunar a docentes y adultos mayores. 

Asimismo, el ministro explicó las diferencias entre las distintas vacunas: “Este debate no tiene tanta significante para la vacuna Sputnik V porque el primer componente es diferente al segundo y en la medida que vayan viniendo los segundos componentes se puedan aplicar. Las personas que recibieron la vacuna de Covishield, la ciudad había decidido estirar el intervalo hasta 12 semanas. En esta vacuna la evidencia es contundente: no solo es lo mismo demorar la vacuna, sino que al contrario, incluso es superior. Las personas que se vacunan en vez de vacunarse a la cuarta semana lo hacen en la doceava semana, alcanza un nivel de protección muy superior”, esgrimió. 

Además, anticipó que en el caso de la Sputnik V, la ventana será mayor a las tres semana, lo que inicialmente estaba indicado. Y falta definir entre hoy y mañana la ventana sobre la vacuna china de Sinopharm“Todos los que la semana próxima cumplían 21 días, le vamos a estar reprogramando el turno”, comunicó.

Y agregó: “Hoy tenemos tres instrumentos muy poderosos para demorarla lo más posible: intensificar el rastreo, testeo y aislamiento, volver a hacer un esfuerzo complementario de los cuidados, y por último, evitar al máximo las nuevas cepas”, concluyó.