El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, desmintió la operación mediática en contra de su Gobierno y aseguró que la invitación a la escritora Beatriz Sarlo correspondió en el marco de una campaña de concientización que lanzó su gobierno para incentivar a la población a que se vacunara. 

"Cuando me entero de esta noticia y vi los titulares de los diarios, y no sólo los titulares sino la campaña horrible de odio que ya hay en las redes contra mi familia, particularmente contra mi esposa (Soledad Quereilhac); el título de la noticia es que mi esposa le ofreció a Beatriz Sarlo una vacuna por abajo de la mesa y es mentira, me parece un ataque absolutamente canalla a mi familia y a mi esposa", expresó el mandatario bonaerense. 

Esta mañana, la propia Sarlo declaró como testigo de la causa en Comodoro Py que la invitación que recibió por parte de la gobernación fue en el marco de una campaña de concientización que surgió como una iniciativa para contrarrestar las fake news referidas a la vacuna rusa Sputnik V

"Mi esposa no se vacunó, no se vacunó mi mamá, no se vacunó mi suegra, no se vacunó nadie de mi familia, me vacuné solo yo", disparó Kicillof en relación a las falsas denuncias por las redes sociales. 

Asimismo, Kicillof manifestó: "Este tema que menciona Sarlo hay que ponerlo un segundo en contexto. Cuando se inicia la posibilidad de que llegue una vacuna, prácticamente al comienzo de la llegada de la vacuna empiezan las denuncias, entre otras de (Elisa) Carrió que nos denuncia a nosotros, al Presidente, por envenenamiento".

Y agregó: "Estaba en Villa Gesell, en enero. Y dije 'voy a hacer una campaña con 100 vacunas. Para que vean que esta vacuna no es venenosa se van a vacunar personas conocidas. Y ahí se empezó a tantear, de montones de formas, porque la vacunación es voluntaria, quién quería participar de esta campaña. Esa era la campaña", concluyó.