En la últimas horas, se supo que el distrito bonaerense de Olavarría, cuyo intendente es Ezequiel Galli, de Juntos por el Cambio, cometió la imprudencia de no mantener la cadena de frío para la vacuna Sputnik V, por lo que todas las dosis destinadas a dicho distrito perdieron utilidad. 

Se trata de 400 dosis, que fueron otorgadas por el gobierno bonaerense de Axel Kicillof, destinadas personal de salud, primera línea de batalla contra el coronavirus

Ramiro Borzi, titular de la Región Sanitaria IX de la Provincia, sostuvo que las dosis perdieron la cadenas de frío, por lo que están inutilizables. Además el funcionario sostuvo que hubo irregularidades en la custodia de las dosis. 

El ministerio de Salud bonaerense, emitió un comunicado al respecto. "En el marco de la campaña provincial de vacunación contra el coronavirus, que incluye un control permanente sobre la logística y el proceso de aplicación de las dosis, el Ministerio de Salud detectó un desvío en la cadena de frío de las vacunas del Hospital Oncológico de Olavarría”, informó. "El Ministerio decidió retirarlas y reestructurar la vacunación del distrito, derivando al personal de salud que debía recibir las vacunas a los municipios vecinos", completa el documento.