Durante un acto realizado en el día de ayer junto a Alberto Fernández, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, remarcó la continuidad del plan destinado a sostener las fuentes laborales en las empresas a través del pago por parte del Estado de los sueldos de los trabajadores. 

En ese sentido, remarcó que el programa ATP ya benefició a 310.000 empresas, y será "recalibrado" para continuar apoyando hasta diciembre a las firmas de hasta 600 ocupados cuya facturación continúa siendo negativa en junio frente a 12 meses atrás.

A dichas organizaciones, aseguró, "se les va a pagar el equivalente a la mitad del salario de los trabajadores", con un piso de un salario mínimo vital y móvil y un techo de 1,5%, mientras se mantendrá el apoyo a sectores "críticos" como turismo, gastronomía, salud, deportes y cultura.

Luego, el propio presidente lo respaldó anticipando que la idea a futuro es "construir una especie de multisectorial de Pymes y trabajadores para ir pensando el futuro, y ver qué aporte puede hacer cada uno en una Argentina que crezca y tenga un desarrollo igualitario, donde ganen todos".