A partir de las 15 horas de este martes y con la participación de funcionarios de ANSES, se iniciará el debate en la Cámara de Diputados sobre el aporte extraordinario a las grandes fortunas.

La comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside el oficialista Carlos Heller, fue convocada a la hora antes mencionada, momento en el cual caducará el plazo legal que había dispuesto el Poder Ejecutivo para el envío al Congreso del proyecto de Presupuesto 2021.

El objetivo del Impuesto a las Grandes Fortnunas es aspirar a recaudar alrededor de cuatro mil millones de dolares en pos de cubrir los gastos generados por la pandemia de Coronavirus y se pagará por única vez, de manera excepcional.

La iniciativa fue impulsada por el jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, quien puso a cargo de la redacción a Heller, la cual tuvo la aprobación desde Casa Rosada y del ministerio de Economía y Finanzas.

Lo recaudado se repartiría de la siguiente manera: un 25% irá para la exploración de gas, el 20% para el plan Progresar. 20% se destinará a subsidios y prestamos para Pymes y el 15% restante será dirigido al Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP).

El impuesto, que se pagará por única vez, grava los patrimonios a partir de los 200 millones de pesos. Se trata de la valuación fiscal al 31 de diciembre del año pasado, es decir que alcanza a los patrimonios superiores a 1,5 millones de dólares (al tipo de cambio oficial más el impuesto PAIS). Sin embargo, 20 millones de dólares de acuerdo a las valuaciones fiscales es mucho más en términos de mercado, por lo que alcanza a los más ricos entre los ricos de la Argentina.

El tributo alcanzaría entre 12 mil y 15 mil personas de altísimo poder adquisitivo.