El diputado del PRO Fernando Iglesias fue imputado por enriquecimiento ilícito, en la causa que investiga el crecimiento de su patrimonio durante los últimos años que ejerció como diputado de Cambiemos en el Congreso de la Nación.

El fiscal Jorge Di Lello decidió abrir una investigación en la denuncia que había presentado el diputado del Frente de Todos Rodolfo Tailhade. Durante la jornada del miércoles, el mismo fiscal también imputó al exsecretario General del gobierno de Cambiemos, Federico De Andreis.

"De las declaraciones juradas presentadas ante la Oficina Anticorrupción surge que durante los años 2018 y 2019, correspondientes a su actual mandato como diputado nacional, se enriqueció patrimonialmente de manera apreciable e injustificada en relación con sus ingresos legítimos conocidos", sostuvo el legislador oficialista en la causa contra su par de Juntos por el Cambio.

El escrito presentado el pasado jueves por Iglesias revela que al asumir en diciembre de 2017, poseía un patrimonio de $ 3.796.461,98 y una deuda de $ 44.708, lo que totalizaba un patrimonio neto de $ 3.751.753,98.

La última declaración jurada del diputado macrista corresponde a la del cierre de 2019, en la cual declaró ante la Oficina Anticorrupción una cifra de 12.250.198,90 y una deuda con Ana Carolina Kliauga por dos millones doscientos diez mil pesos ($ 2.210.000), resultando un patrimonio neto de $ 10.040.198,90.

Según lo que infiere la declaración jurada, es la adquisición que tuvo Iglesias en junio de 2019 de un Peugeot modelo 4008 Feline 4x4 cvt 2.0, que declaró en $ 711.200.

La denuncia también enfatiza en la incorporación a su patrimonio de una propiedad  de 100 m2 en CABA adquirida con “ingresos propios”; por el 50% de la titularidad que declaró un valor de $ 8.769.280. Además, posteriormente declaró también como ingresos propios la tenencia en efectivo de diez mil dólares que no poseía al inicio.