El titular del CELS, Horacio Verbitsky, aseguró que le pidió al ministro de Salud, Ginés González García, por la posibilidad de vacunarse contra el coronavirus y él accedió, pese a que este viernes comenzaba la inscripción para adultos mayores de 80 años en la Ciudad de Buenos Aires que recién se comenzarían a vacunar a partir de la semana que viene.

El periodista comentó que ya recibió la primera dosis de la Sputnik V y que deberá aguardar unas semanas para recibir la segunda tanda de la vacuna rusa.

“Ustedes se acuerdan que hace unos meses yo dije que prefería esperar unos meses antes de vacunarme y ver qué efectos secundarios podía haber. No tenía prisa, que no me iba a apurar para vacunar. Bueno, pues ayer me vacuné”, comenzó Verbitsky en El Destape Radio.

Y agregó: “En el camino pasaron varias cosas, tuve nueve contagios dentro de mi círculo familiar. Uno de ellos murió, fue muy dramático y tuvo un gran impacto en la familia”.

Las repercusiones por este mensaje comenzaron a viralizarse rápidamente y en las redes se armó un revuelo importante por las declaraciones que "el Perro" había manifestado, justo en el día que también se barajaba la posibilidad que la diva Mirtha Legrand también se vacunara por la tarde.

Sin embargo, varios medios de comunicación omitieron levantar los testimonios de Verbitsky cuando se enteró que el vicepresidente del Grupo Clarín, José Antonio Aranda, también había consultado con el ministro de Salud respecto a la posibilidad de vacunarse.

"Cuando estaba por ir al Hospital Posadas, recibí un mensaje del secretario de Ginés, que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera allí a darme la vacuna”, comentó Verbitsky en el inicio de su relato y que ese mismo día se enteró de algo a lo que calificó como "muy gracioso".

“Estando allí me entero que también iba a venir a vacunarse José Aranda (alto directivo del Grupo Clarín). También se había comunicado con el ministerio para averiguar dónde se podía vacunar. Pero que no iba a venir ayer porque había planteado que no quería la vacuna rusa sino la inglesa”, relató el titular del CELS. 

Y concluyó: “Quería la vacuna de Oxford AstraZeneca, entonces él iba a ir el lunes porque recién están llegando las dosis. Me imaginaba la posibilidad de tener un encuentro en el vacunatorio. Me causaba mucha gracia. Esto demuestra que la vacuna y el virus, sobre todo, no le hacen asco a nada. Le da lo mismo un subversivo como yo que un conchudo como él”

Con el correr de las horas y tras el eco que se generó, el empresario del multimedios desmintió públicamente los dichos del periodista.