El ex intendente de MerloGustavo Menéndez, participó del acto en el que Axel Kicillof relanzó el plan de infraestructura penitenciaria, y fue invitado a subir al escenario por el ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak.

Aunque aclaró que hablaba en carácter de “ciudadano y vecino de Merlo, y ya no como intendente, Menéndez aprovechó el momento para realizar una insólita e inesperada aclaración.

“No tenía pensado hablar hoy, había escuchado a la intendenta y estaba muy contento”, dijo. Y aclaró: “Que nadie se confunda, eh. Kari no está ahí por ser mi hermana, nadie le regaló un centímetro en su carrera política”.

Cabe recordar que Menéndez se desempeñó como intendente de Merlo desde 2015, luego de imponerse en las elecciones como candidato del Frente Para la Victoria. Luego renovaría su mandato en 2019, y llegaría a asumir la presidencia del PJ bonaerense, en un acuerdo rotativo con su colega de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

A pocos días de cumplir su sexto año de mandato, Gustavo Menéndez decidió tomarse licencia. De esa manera esquivó la inhabilitación del polémico artículo 7 que María Eugenia Vidal modificó con la ley anti reelecciones indefinidas, y podrá volver a presentarse en las elecciones de 2023.

En su lugar asumió su hermana, Karina Menéndez, quien era la primera concejala en el Concejo Deliberante.

Para colmo, su hermana, reconoció que la decisión de que asuma como intendenta fue de su hermano. “Gracias Gustavo Menéndez mi conductor, mi guía, por confiar en mí para seguir el camino de la construcción del peronismo de Merlo, para continuar este proyecto que ya está en marcha”, publicó.