El reclamo legítimo de Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas se viene manifestando desde hace más de treinta años, aunque desde Gran Bretaña se han negado al diálogo. En la mañana de hoy se conoció una gravísima noticia para las aspiraciones del país por sobre el territorio: Se filtró la estrategia de Boris Johnson para defender las Islas Malvinas en caso de un hipotético conflicto armado

Los documentos que publicó el sitio The Telegraph reveló cómo se protegerán los territorios de ultramar contra las "amenazas externas". Se afirmó que las Fuerzas Armadas británicas "disuadirán y desafiarán las incursiones en las Aguas Territoriales de Gibraltar Británico" y que "mantendrán una presencia permanente en las Islas Malvinas, la Isla Ascensión y el Territorio Británico del Océano Índico".

Cancillería Argentina 🇦🇷 on Twitter

Desde Cancillería se emitió un comunicado para intentar frenar el ímpetu de Johnson y se recalcó la necesidad del diálogo como medida mediadora entre ambos: "Frente a la presentación realizada hoy por el primer ministro británico... el Reino Unido debe escuchar a la comunidad internacional que promueve el fin del colonialismo en el mundo”.

"Las consideraciones postuladas reiteran la tradicional mirada colonialista sobre las Islas Malvinas y el conjunto de posesiones británicas alrededor del mundo y para la Argentina no expresan novedad respecto de la política colonial. Bajo el argumento no reconocido por las Naciones Unidas de defender el 'derecho a la libre determinación', Reino Unido sostiene la ilegítima presencia en el Atlántico Sur." argumenta el comunicado argentino.

A su vez, asegura que las medidas tomadas tienen "el objetivo de apropiarse de las riquezas que allí existen y controlar tanto el acceso a la Antártida como del pasaje bioceánico entre el Atlántico y el Pacífico. La Argentina denuncia en forma permanente que uno de los objetivos principales del Reino Unido es sostener una base militar en Malvinas".

Data Diario on Twitter