Como cada año, este viernes se llevó a cabo una movilización en el marco de la Huelga Mundial por el Clima, aunque esta fue la primera vez que agrupaciones vinculadas a los principales partidos políticos se suman al reclamo de las organizaciones ambientalistas, las asambleas territoriales y los movimientos sociales: La Cámpora y el PRO estuvieron presentes.

Bajo el lema "Justicia social es justicia ambiental", jóvenes de diferentes agrupaciones montaron un escenario en la caja de un camión que fue estacionado de espaldas al Congreso. “Patria sí, colonia no”, exclaman los manifestantes luego de haber caminado desde Plaza de Mayo con sus carteles y bombos.

En sus discursos sobre un escenario que de fondo tiene la leyenda “Somos ambiente”, los oradores destacan que en esta ocasión “no hay grieta”. Piden por la ley de humedales, la de envases con inclusión social, la de etiquetado frontal, la de acceso a la tierra; que se piense la transición energética; que se fomenten la agricultura familiar y la alimentación sana.

La Cámpora y el PRO juntos en la marcha en la Ciudad contra el cambio climático

 Sofía, de la organización Fridays for future, exclamó: "Nuestra casa está en llamas. De las decisiones tomadas en esta década dependerá nuestro futuro. El momento es ahora". "La lucha contra la crisis climática y ecológica es la lucha por la defensa y la promoción de los derechos humanos, la preservación de los territorios, la soberanía de los pueblos orginarios. La defensa de América latina contra el colonialismo extractivista”, declaró Bruno de Jóvenes por el clima.

También estuvieron presentes referentes de Ecohouse, Alianza por el Clima y Climate Save-- y de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (MTE) y la Unión de Trabajadores de la Tierra.