El ex presidente, Mauricio Macri, afirmó ayer que la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, "está luchando con valentía para construir acuerdos básicos y mejorar la calidad educativa" a partir de sus dichos sobre los docentes.

Acuña había afirmado en una entrevista con el diputado Fernando Iglesias que "los docentes fracasan en dos o tres carreras y por eso eligen el camino de la educación, no por vocación". Además, declaró que "muchas maestras van al aula a adoctrinar a los alumnos, eligen militar en lugar de dar clases" y llamó a los padres a "denunciar" estos hechos.

Por otro lado, el ex presidente sugirió abrir las escuelas y le lanzó un dardo al gobierno: "No hay razón para que no estén las escuelas abiertas, no sé que esperan. Hay que volver a clases".

Cabe destacar que las clases nunca se interrumpieron y sólo se hacen de manera virtual para cuidar la salud de los docentes y de los alumnos en medio de la crisis epidemiológica de la pandemia. Macri volvió a encender la chispa que lo llevó a varios conflictos con los docentes  durante su presidencia por su estigmatización y sus políticas de ajuste en materia educativa.