La periodista y escritora Beatriz Sarlo dio marcha atrás tras sus declaraciones ante la Justiciaen la que aseguró haber recibido un ofrecimiento "ilegal" de la vacuna contra el coronavirus por parte de Soledad Quereilhac, esposa del gobernador bonaerense Axel Kicillof, en los primeros días de enero. 

Tras haber declarado durante las primeras horas de la mañana, se arrepintió rápidamente de sus dichos y salió a aclarar la situación: "Me autocritíco fuertemente, no debí decir que fue 'por abajo de la mesa'", aseguró en diálogo con Mejor País del Mundo, de Radio Con Vos.

Sarlo aseguró que la responsable de ofrecerle inocularse por fuera del calendario estipulado por el Plan de Vacunación fue ni más ni menos que la esposa de Kicillof, hecho que fue desmentido por el funcionario. "Hay una campaña horrible contra mi familia, particularmente contra Soledad Quereilhac; el título es que mi esposa le ofreció una vacuna 'por abajo de la mesa' y es mentira, me parece un ataque absolutamente canalla a mi familia y a mi esposa", expresó.

A su vez, el gobernador de la Provincia despejó las dudas y precisó que la proposición se dio a comienzos de año cuando aún no abundaba la información sobre la Sputnik V y desde el Gobierno nacional se planteó la idea de vacunar a famosos para sembrar confianza en la sociedad.

Data Diario on Twitter