El presidente de bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, rompió el silencio luego de una semana tumultuosa para el oficialismo, por el resultado electoral y el conflicto por los miembros del gabinete nacional. 

El diputado reflexionó que "lo central" para su espacio, no son las elecciones de noviembre, sino "mejorar la calidad de vida de la gente"

Al ser consultado sobre el enfrentamiento público entre el presidente Alberto Fernández, por la presentación de renuncia de los miembros del gabinete cercanos a la vicepresidenta Cristina Fernández, el titular de bloque intentó desdramatizar lo sucedido. 

 "No trabajo con una tele en el despacho. Entró un compañero, me dijo lo que estaba pasando. No entendía por qué se estaba hablando de la institucionalidad cuando no se estaba hablando de eso. Conociendo a Cristina, nada más lejos de eso", expresó. 

En este sentido agregó que "nadie se excluye de las responsabilidades del ahora". "Se generó un sainete desde algún lugar para buscar un pequeño rédito coyuntural que no iba a suceder, se puso al Gobierno en un lugar que no tenía nada que ver con la realidad", declaró. 

Al mismo tiempo aseguró que "los cambios y los nombres los define Alberto Fernández como lo hizo de 2019 en adelante". "Cristina lo dijo en una parte de su carta, nunca hubo ningún tipo de exigencias". 

También sobre el resultado electoral manifestó que "era una elección muy compleja y en una realidad muy difícil para todos los argentinos. "Hubo que tomar medidas que fueron tergiversadas en los medios. El enojo transversal que tuvimos todos tuvo algún peso"

"La sociedad dio un mensaje y hay que interpretarlo. Nos pasó en el 2009 cuando un ex presidente (Néstor Kirchner) perdió tras irse del Gobierno con un 70% de imagen positiva" 

"Hay que ponerse a trabajar, ahora viene una etapa nueva donde hay que interpretar lo que la sociedad desea, y lo que quiere la gente es vivir mejor. El sector que no fue a votar está esperando que entendamos la demanda, que los representemos, que no los invisibilicemos”, señaló.

Además indicó: “Vamos a salir adelante peldaño por peldaño, no es que un día nos levantamos y ocurre un milagro. Es peldaño por peldaño, se sale con construcción política y sobre todo con gestión. La gestión del Estado es fundamental. Tenemos que desdramatizar y no llevarle más problemas a nuestra gente”.

"Tenemos que ser prudentes, trabajar mucho y tener el grado de audacia necesaria para sacar el país adelante. La tarea para la que te votan es para mejorarle la vida de la gente. Hay que interpelar las demandas sociales y diseñar una Argentina que contenga a todos y todas”, concluyó.